UNION TECNICA S.A.

BECKER MARINE SYSTEMS

  1. Ingrese para ver los productos: Link
  2. Ingrese para llenar el formulario de su requerimientos:  Link
 

Todo buque precisa de un sistema de gobierno convenientemente calculado para garantizar su capacidad de maniobra. Las condiciones de un gobierno seguro del barco en cualquier circunstancia meteorológicas y de tráfico, en el ámbito del mar, río, canal o puerto, requiere, de una parte, una alta estabilidad de derrota, mayormente libre de pérdidas, y de otra, una alta capacidad de reacción pronta y rápida por parte del timón. Como ambas ventajas parece en rigor contradictorias, en cuanto que una propiedad excluye la otra, hay que procurar, no solo para el buque sino también en cuanto al diseño del timón, soluciones especiales capaces de alcanzar el mejor compromiso posible entre las dos condiciones deseadas.
Normalmente, los buques van dotados de un timón plano instalado a popa que obedece a las leyes de un "ala" sumergida verticalmente en el agua. El buque deba ya tener una velocidad suficiente para alcanzar una cierta capacidad de maniobra. Otro inconveniente del timón de pala simple es su limitada eficiencia en la marcha atrás.
 
Diseño del timón Becker
 
El timón Becker se compone de 2 piezas:
 
1.     el timón principal, el cual es un timón perfil normal (timón de desalojamiento hidrodinámico)
2.     una aleta articulada al timón principal.
 
Para el sistema Becker es indiferente si el timón principal es un timón compensado o uno totalmente alojado. No se usan, sin embargo, los timones semi-compensados. El timón principal y la aleta están unidos mediante una simple juntura. Al girar la mecha cambia la posición del timón principal al tiempo que la juntura obliga la aleta a moverse, lo cual convierte al timón principal y la aleta conjuntamente en un "ala" acentuadamente curva.
 
Esquema del timón a aleta Becker
Al mismo tiempo que gira el timón principal, lo hace la aleta hasta un ángulo de aprox. doble de la pala del timón. El timón principal puede ser llevado a un ángulo de 45°, con lo cual la aleta alcanza automáticamente una posición de 90°.
Con un balanceo apropiado del timón principal y la aleta se asegura que no se produzcan mayores momentos de timón en relación a timones normales, de tal modo que se pueden utilizar servomotores de potencia normal siempre que alcancen un ángulo de giro de 2 x 45°. Experimentos demuestran que el efecto que tiene un timón Becker en el empuje transverso, es aprox un 50 % superior al de un timón normal.

 
Combinación del timón Becker y de la tobera Kort
Una combinación especialmente eficiente para escalar la capacidad de maniobra junto con un incremento en al fuerza de propulsión , es el acoplamiento del timón Becker con una tobera Kort.
 
La tobera Kort es un cuerpo hueco de forma hidrodinámica, hecho de chapa de acero soldada y que envuelve la hélice. En su estadío inicial de desarrollo iba unida sólidamente el casco del buque. La finalidad de esta tobera, es aumentar el empuje frontal. Es ventajosa para buques cuya hélice esta sometida a grandes esfuerzos como por ejemplo en remolcadores, botes de empuje, botes pesqueros y buques de carga. La tobera, al paso que ofrece una protección para la hélice, en mar de alcanza igualmente una propulsión adecuada a causa de una mejor distribución de la corriente en torno a la hélice y del amortiguamiento del cabeceo.
 
La fuerza de propulsión de la máquina es mejor aprovechada en toda la escala de velocidades con una tobera Kort, y una hélice invariable que con una hélice sin tobera. Esta tobera  es extraordinariamente resistente, pues se compone de un conjunto de planchas de doble curva, que la hacen resistentes contra daños que pudieran proceder de elementos contundentes. En el hielo constituye una protección eficaz para la hélice.
 
En los últimos años, al lado de la tobera fijada en el casco del buque, su usan cada vez más toberas que giran verticalmente alrededor de un eje en función de timones de tobera. El círculo giratorio de las puntas de las palas de la hélice queda circunscrito en el plano del eje giratorio del timón.
 
Un remolcador equipado con un timón de tobera Kort puede p.ej. en la marcha atrás emprender cualquier dirección rumbo hacia babor o estribor. En la marcha adelante, el empuje transverso es, para ciertos ángulos, el doble de la de un timón normal, de lo cual resulta que es posible gobernar el buque con oscilaciones de timón muy pequeñas. La tobera giratoria puede ser alojada igual que un timón normal totalmente alojado. Luego, los servomotores que se emplean son también los usuales en el comercio.
 
El empleo de la tobera giratoria Kort no se limita a velocidades máximas. Las ganancias de velocidad que han sido medidas usando dicha tobera son un 10 %  sobre una velocidad de 18 nudos.
 
En el caso que no sólo la propulsión sino también la capacidad de maniobra deban ser considerablemente incrementadas, la combinación  del timón Becker y la tobera Kort, que de por si misma  es buena, puede todavía mejorar en un 30 % por efecto de la aleta del timón Becker. El timón Becker y la tobera Kort, aseguran una conducción óptima de la corriente en combinación con el mayor empuje adelante y hacia atrás.

 

Unión Técnica S.A. - Resuelve tu problema